Podés bajarlo entre otros en los siguientes canales:

ver otros puntos de venta

El hereje
Apuntes sobre
John William Cooke

 

Miguel Mazzeo

 

Colección Ensayos Meridionales
ISBN 978-987-88-1380-6
2021


El hereje. Apuntes sobre John William Cooke es un profundo análisis crítico del pensamiento del organizador de la resistencia peronista, al que Perón nombró su heredero. Mazzeo lo define como hereje (al corpus peronista). El trabajo recorre su actividad política: el diputado, la revista De Frente, el golpe del 1955, la organización desde la carcel de la resistencia popular, el nombramiento por Perón como su heredero (un ejercicio "imposible"), Cuba y la vuelta al país. Miguel Mazzeo realiza un análisis excepcional, sin concesiones al "sentido común" de peronistas y antiperonistas.


Los herejes están siempre fuera de línea. Descolocados. Deben soportar —y refutar— una y otra vez a fariseos que tratan de mostrarlos en flagrante contradicción con la fe que profesan con el fin de condenarlos y expulsarlos del reino; o con el propósito de eliminarlos de la faz de la tierra. Deben soportar a pontífices retorcidos. A santos fanáticos. A jefes crípticos y crueles. La cruz, la hoguera, el destierro y el olvido han sido los destinos más reiterados para los herejes. También el desierto, en el mejor de los casos. Les fueron reservados los castigos más severos. En la estructura del infierno (o del abismo) descripta en la Divina Comedia, Dante Alighieri les reserva el círculo sexto, donde se padecían fuegos de intensidades proporcionales a la gravedad de la herejía perpetrada.

Hubo un tiempo en que la música litúrgica no podía tener más que una línea melódica. Si la composición tenía alguna línea más se la consideraba una herejía. Claro está, cuando se aceptan múltiples líneas se abren las puertas a la riqueza melódica. Eso, precisamente, era lo que querían y quieren evitar a toda costa los que administran un dogma. De algún modo, la herejía siempre se pensó (y se combatió) como una desmesura y una lujuria del pensamiento, de la acción y del método. “Un vicio del pensamiento”, para usar una expresión del propio Cooke.

[…] El término “hereje” proviene del griego hairetikós. El peruano Augusto Salazar Bondy recordaba que, desde el punto de vista etimológico, “hereje”/“herético” quiere decir ‘el que elige’, ‘el que escoge’, “el que opta por una verdad libremente”6. Es hereje quien decide seguir sus propias opiniones, a pesar de los riesgos.

[…] De algún modo, el hereje es siempre un creador (heresiarca) o seguidor de nueva doctrina, por eso, también, está expuesto al dogma. Porque las proposiciones heréticas no se corresponden necesariamente con los sistemas heterodoxos. No existe ninguna incompatibilidad entre herejía y dogmatismo. Si una herejía no se desarrolla dialécticamente corre el riesgo de transformarse en dogma. Pasó con el cristianismo. Pasó con el comunismo.

Existen diccionarios en los que los términos “hereje” y “heterodoxo” son presentados como sinónimos. No es así. Como se sabe, los diccionarios suelen ser colecciones de inexactitudes y falacias. Se puede ser hereje y dogmático.


Tabla de contenido

Miguel Mazzeo nació y vive en Lanús Oeste, provincia de Buenos Aires, Argentina. Es Profesor de Historia (Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires) y Doctor en Ciencias Sociales por la Universidad de Buenos Aires. Es docente e investigador en la Universidad de Buenos Aires (UBA) y en la Universidad de Lanús (UNLa) e investigador del Instituto de Estudios de América Latina y el Caribe (IEALC), en la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA. También ejerce como docente en espacios de formación (escuelas, cursos y seminarios) de distintas organizaciones populares y movimientos sociales de Argentina y Nuestra América. Ha participado, como expositor y coordinador, en diversas Cátedras Libres en Buenos Aires y en el interior del país.

Por su libro José Carlos Mariátegui y el socialismo de Nuestra América, publicado por Fondo Editorial William Lara (Caracas) en 2014, obtuvo la Mención Honorífica del Premio Libertador al Pensamiento Crítico.

Fue uno de los fundadores, en el año 1991, de la Agrupación Universitaria José Carlos Mariátegui (La Mariátegui) y de la Corriente Estudiantil de Unidad Popular (CEUP), ambas en la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA. Asimismo, participó en la organización del Encuentro de Organizaciones Sociales (EOS) desde 1997, de la Coordinadora de Organizaciones Populares Autónomas (COPA) desde 2001 y de la Coordinadora de Organizaciones de Movimientos Populares Autónomos (COMPA), desde 2010. A fines de los 90 se vinculó a los Movimientos de Trabajadores Desocupados Aníbal Verón del sur del Gran Buenos Aires donde desarrolló tareas de formación, entre otras. Fue militante del Frente Popular Darío Santillán (Argentina) desde su fundación en 2004 hasta 2013.